Presentación del libro: “La dimensión internacional en la educación superior: Experiencia y compromiso de la Universidad Veracruzana”

 

Rosa Graciela Montes

Centro de Educación Internacional-BUAP

V Encuentro de Internacionalización de la Dirección General de Relaciones Internacionales

Universidad Veracruzana, Veracruz

12 de mayo 2017

 

El tema de la internacionalización de la educación es un tema que cada vez nos involucra más a las personas que laboramos en instituciones de educación superior ya sea como académicos o como personal de gestión administrativa, en el afán de comprender qué se entiende por “internacionalización”, qué actividades abarca y de qué manera impacta las políticas, los planes y los programas de nuestras instituciones. Cuando se menciona el tema de “internacionalización” en el contexto de una universidad, se piensa en primera instancia en el número de convenios internacionales que la universidad ha suscrito, o el número de visitas o intercambios que se llevan a cabo, especialmente con referencia a la movilidad estudiantil. Sin embargo, sabemos que la internacionalización de una universidad va más allá de los convenios o de la movilidad, y que se debe concebir como un proceso de internacionalización integral o comprehensiva que atraviesa de manera transversal todas las funciones sustantivas de la institución. En este sentido, la publicación que se está presentando, La dimensión internacional en la educación superior: experiencia y compromiso de la UV, libro que publica esta casa de estudio y que coordinan los doctores Ricardo Corzo Ramírez y María Magdalena Hernández Alarcón, provee una introducción amplia y detallada a este tema y a las actividades desarrolladas dentro de la UV por las diferentes áreas involucradas y en particular por la Dirección General de Relaciones Internacionales (DGRI).

He leído este volumen con detenimiento y al leerlo realicé más de doce páginas de apuntes y observaciones sobre las temáticas abordadas en los ocho capítulos que componen al mismo. Considero que mis anotaciones son muestra del impacto que este libro ha tenido sobre mí como profesionista que labora en el área de la internacionalización de la educación superior. En consecuencia, más que revisar cada uno de los ocho capítulos, voy a presentar mis comentarios guiados por las apreciaciones internas o valoraciones subjetivas que el libro me ha suscitado y que serían los siguientes, enorme interés, admiración y respeto: interés por los temas abordados repletos de ricas experiencias y buenas prácticas para los que laboramos en esta área; admiración por todo lo logrado en el período que marca el libro y respeto por la postura ética que subyace y permea las prácticas y los procesos.

Quisiera abordar estos puntos en orden.

El enorme interés surge a partir de los temas comunes en los que estamos inmersos en todas las instituciones de educación superior. Esos son promovidos por la dinámica, a veces sentida como presión, en la que hemos estado involucrados en los últimos años para desarrollar la internacionalización de nuestras instituciones y nuestros programas académicos. Esta presión es tanto externa como interna. La presión externa se plantea desde las agencias evaluadoras de nuestras instituciones que ven a la internacionalización como una meta en sí misma y miden a partir de diferentes indicadores cuantificables hasta qué punto nuestras instituciones la hemos logrado. La presión interna surge a partir de la convicción que tenemos dentro de las propias instituciones en cuanto a que las universidades, especialmente las universidades públicas que en muchos casos son la única vía de acceso a la educación terciaria para amplios sectores de la población, deben impartir educación de alta calidad para que los egresados sean no únicamente profesionistas o expertos competentes en el campo de conocimientos de su elección sino que sean a la vez altamente competitivos en el mundo globalizado, sustentado en una economía del conocimiento, en el que les corresponderá actuar. Podrán quizás dedicarse a trabajar en el espacio circunscrito donde han nacido y donde se han formado, pero los conocimientos desarrollados deben poder trascender las fronteras de su localidad inmediata. En esta segunda vertiente, la internacionalización se ve no como meta en sí misma sino como estrategia para lograr la educación de calidad.

Esta misma discusión es abordada por los autores y colaboradores del libro cuando señalan que si bien ya desde hace varios años hemos entrado a discutir el tema de la “internacionalización”, tenemos aún interpretaciones muy diversas de qué entendemos por esto. Continuamos sin mucha claridad sobre lo que el término incluye, remitiéndonos con frecuencia únicamente a los indicadores más concretos y tangibles de contactos internacionales como son los convenios o los intercambios. Cito unas frases tomadas de la presentación del volumen que realiza el Dr. Francisco Marmolejo, experto reconocido en el tema de internacionalización de la educación terciaria: Cada IES pone en marcha la internacionalización de formas variadas: hay aquellas instituciones que privilegian lo internacional por la vía de la firma de convenios con pares extranjeros (lo cual frecuentemente queda confinado a un encabezado periodístico); otras más adoptan procesos integrales de internacionalización que abarcan en su totalidad las funciones de docencia, investigación, difusión de la cultura y servicio a la comunidad (pag. 11).

Es esta última perspectiva sobre la internacionalización, más abarcadora y más central, la que se presenta como una política institucional de la Universidad Veracruzana: internacionalización comprendida como eje transversal en el Programa de Trabajo 2014-2017. Se incorpora a la Misión Institucional y se expande como parte intrínseca de las funciones académicas sustantivas, tanto en formación como en investigación. Esta orientación queda plasmada en el libro ya, como señala el Dr. Corzo en su prólogo, se busca que a través del mismo se convoque a continuar fortaleciendo una cultura propicia para la internacionalización transversal, en la cual cada uno de los programas y planes de estudio, así como la investigación y las acciones y actividades universitarias estén encaminadas a tender puentes entre instituciones y a hermanar a las comunidades académicas nacionales e internacionales (pags. 22-23).

¿Qué entendemos por internacionalización y cómo la abordamos? es el primer punto de interés que suscita este libro, porque es la pregunta recurrente que nos hacemos al interior de cada universidad. Un segundo punto de interés que abordaré de entre los muchos que se desprenden de la lectura, es el de la Internacionalización en Casa que conforma la segunda sección del libro. Si bien como se ha dicho, la internacionalización no se limita a la movilidad física de estudiantes, sí es ésta una práctica y actividad que se desarrolla y se considera muy beneficiosa especialmente por permitir el desarrollo de nuevas competencias como se indica en el capítulo sobre Internacionalización del Currículo (Cáceres, Fernández, Oliva y Velasco, pags. 83-106)

Es necesario que los estudiantes y futuros egresados cuenten con competencias que les permitan vivir y trabajar en una sociedad sin fronteras, competitiva, multicultural, para lo cual deben participar en entornos globales de información y conocimiento, de generación y divulgación de ideas (pag. 83). Especialmente se reconoce la importancia de que entiendan las diferencias culturales, considerando que no hay culturas mejores ni peores, sino diferentes (pag. 83) y que, en consecuencia, actúen con tolerancia y flexibilidad ante lo que resulta desconocido (pag. 83). Sin embargo, también se reconoce que en la situación actual de nuestras poblaciones estudiantiles, especialmente en el marco de los recortes y limitaciones presupuestales a los que son sujetas las instituciones, la movilidad física, especialmente al extranjero, se encuentra seriamente limitada y beneficia a menos de un 1{035cf0615fab444c9acfab323182309fb8113ccd508c21e552aa52a79aa847c5} de la población estudiantil. Por lo tanto se ve la necesidad de desarrollar actividades alternativas de internacionalización, a través de lo que ha sido llamado la internacionalización en casa; son actividades que acercan el mundo a todos nuestros estudiantes y no solamente a un porcentaje reducido. Los autores mencionan diferentes estrategias para proveer a todos los estudiantes con experiencias variadas con la finalidad de ampliar sus horizontes y ayudarlos a construir una mirada externa, de proveerles contactos con otros enfoques y perspectivas, y exponerlos a diferentes maneras de percibir al mundo aún sin salir de casa. Central entre estas estrategias está el tema de internacionalización del currículo. Con respecto a este tema, resalta el programa realizado por la DGRI para promover la internacionalización curricular por medio de la sensibilización e inducción de la planta docente a través de talleres enfocados, mismos que se realizaron en etapas y que fueron guiando progresivamente a los profesores hacia la internacionalización curricular en casa. Genera esto interés ya que muchas instituciones estamos iniciándonos en acciones semejantes. Considero que la experiencia y buenas prácticas desarrolladas en la UV bien podrían servir como guía a otras instituciones para facilitar el progreso.

Mencionaba al inicio que leer sobre el trabajo generado en la UV en el área de internacionalización provocó en mí no solamente interés por temas, como los anteriores, que compartimos todas las instituciones involucradas en procesos de internacionalización, sino que las ideas y las estrategias noveles y provocativas que la UV ha desarrollado a través de la DGRI generan también admiración y respeto. Voy a mencionar estos dos puntos brevemente. El trabajo realizado, y que se reporta en el libro, genera admiración cuando reflexionamos sobre la trayectoria que lleva la UV en asuntos de internacionalización. Se puede ver en la historia y desarrollo de las preocupaciones internacionales en el capítulo de Basurto, Sánchez y Guzmán que describe los orígenes de la preocupación internacional desde la creación y desarrollo de la Escuela para Estudiantes Extranjeros en 1957, y posteriormente a través de la creación del Programa de estudios sobre América del Norte (PEAN). En los cursos de lengua y cultura que se desarrollaron en estos espacios, ya se preveían y anticipaban en 1957 las preocupaciones e intereses que surgirían en muchas otras IES a principios del Siglo XXI y se planteaban estrategias para atraer a la universidad a un estudiantado diferente que promovería la diversidad y el contacto intercultural. Otra vez, la UV fue precursora en muchos temas y su experiencia ha apoyado el desarrollo de capacidad institucional en otras instituciones con las que ha colaborado. Es muy interesante trazar el desarrollo desde mediados del Siglo XX de estos programas que fueron prefigurando lo que es actualmente la Dirección General de Relaciones Internacionales (DGRI) y, a la vez, considerar que en este período se fue desarrollando la sistematización de procesos y procedimientos administrativos y de normatividad para apoyar a la internacionalización. El capítulo de Jiménez Guerrero así como en el de Rizzo y Fernández o de Rangel Ramírez presentan años de experiencia y de resolución de problemas en áreas como las de recepción, inducción e inclusión de estudiantes foráneos, la preparación para movilidad de los estudiantes propios, el apoyo y seguimiento en la realización de la misma, la adecuación de normatividad para facilitar los intercambios y el establecimiento de los documentos legales que los amparan. En pocas páginas, evocan una experiencia vivida que actualmente queda plasmada en los lineamientos y reglamentos que norman y facilitan los procesos.

Finalmente menciono que además de interés y admiración, la lectura generó en mí el sentimiento de respeto. Todo lo que se presenta en el libro evidencia solidez y trabajo sustantivo que de por sí merecen respeto, pero me quiero enfocar en un punto formulado en el capítulo de Sandoval y Mesegner Galván sobre cómo se entretejen las experiencias de interculturalidad e internacionalización en la Universidad Veracruzana Intercultural y la manera en la que en este plantel se reúnen los contactos interculturales tanto locales como extranjeros para ser incorporados dentro de un proceso social emancipatorio comunitario.

Comentan los autores:

(en) la UVI, la educación intercultural no se trata sólo de una medida compensatoria que busque llevar la educación en su modelo occidental dominante a los pueblos indígenas. Por el contrario, se trata de un cuestionamiento y una transformación profunda de los modelos educativos hegemónicos en nuestro país, la cual busca ir construyendo un tipo de formación profesional pertinente, que incorpore los saberes milenarios de los pueblos al ámbito profesional, y revalore los diferentes sistemas de conocimiento y formas de ver el mundo, antes ignorados y minusvalorados (pag. 178).

El contacto y conocimiento intercultural tanto local como foráneo se ve como un proceso integral dentro de una propuesta de educación dinámica y flexible que pueda ofrecer una formación pertinente, la cual repercuta en la disminución de las desigualdades sociales y el empoderamiento de los pueblos indígenas (pag. 180). La internacionalización se suma a este proyecto emancipatorio y revalorizante como estrategia, y es una muestra más de la congruente y coherente postura de compromiso social que ha sostenido la UV de manera consistente. El proyecto internacional es simplemente una muestra más del reconocimiento de que el ciudadano global de nuestros días debe tener las capacidades y la flexibilidad para no solamente aceptar sino incorporar: la diversidad, [para] la promoción de la equidad, el intercambio entre culturas, el diálogo de saberes o el enriquecimiento y empoderamiento de los sujetos (pag.181 ). Se ejerce también en esta área la responsabilidad social universitaria que marca al quehacer de la UV.

 

Mucho interés, gran admiración y profundo respeto. ¡Felicitaciones!


Texto disponible en PDF:

PresentaciónEncuentroUV-GracielaMontes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.