Movilidad entrante de estudiantes coreanos en la UIC: una larga historia

Entrevista con la Mtra. Cristina Olvera Espinosa, Coordinadora del Programa de Intercambio, Internacionalización y Egresados de la Universidad Intercontinental

Entrevistadora: Dra. Sylvie Didou Aupetit

 

Sylvie Didou Aupetit (S.D.): El intercambio que tiene la UIC con los coreanos es un intercambio con fines lingüísticos.

Cristina Olvera Espinosa (C.O.E): Sí. Tenemos generaciones que vienen anualmente a estudiar español. Ellos vienen principalmente de Busan University of Foreign Studies. El número de estudiantes varía. Hay veces que vienen doce, quince, veinte, veinticinco, depende de cómo se organicen en Busan; llegan aquí por lo general en julio y están para iniciar el semestre de agosto y estudian dos semestres, agosto-diciembre y luego enero-junio.

S.D.: O sea, se quedan casi un año.

C.O.E: Prácticamente un año. Y durante ese año lo único que estudian es español para extranjeros que seguramente la maestra Alejandra Bonilla en lenguas extranjeras le está explicando ahorita a su colega. Yo recibo, atiendo a los estudiantes pero todo lo académico lo ven en lenguas extranjeras.

El curso de español para extranjeros es un curso de seis niveles y dentro de todo este tiempo que están con nosotros, también se les facilitan los viajes académico-culturales. Llevamos a los chicos a que conozcan varias partes de México, sobre todo cercanas a la Ciudad de México para que ellos tengan otra noción de lo es México. No solamente es la Ciudad de México o el sur de la Ciudad de México. Nosotros los recibimos y vamos por ellos al aeropuerto.

S.D.: ¿Vienen en grupo? ¿Todos llegan juntos?

E: Todos. En una semana llegan todos.  Nosotros los apoyamos para buscarles alojamiento; hay veces que se quedan aquí en el campus y si no…

S.D.: ¿Hay una residencia?

C.O.E: Tenemos una muy pequeña. Pero, ya tengo yo un directorio de habitaciones con familias que reciben año con año a coreanos.

S.D: Ustedes checan la calidad de la atención.

C.O.E: Todo. Todo. Y aparte está walking distance que eso es muy importante para ellos. No quieren estarse transportando y gastarse una o dos horas en transporte de ida y venida.

S.D.: En esta ciudad es muy fácil que eso ocurra.

C.O.E: Sí, exacto. Entonces para ellos es maravilloso, llegan aquí y nosotros ya tenemos el hospedaje o ellos también ya traen opciones porque sus amigos de la generación anterior les dijeron “llega con esta persona. Ahí te va a tratar muy bien”. Todos son hospedajes que están muy cerca de la universidad y se quedan ahí durante todo el año. Nosotros también los apoyamos en cuanto a estos viajes académico-culturales, contratamos el transporte, ya sea de la universidad o uno externo y se van a estos viajes con sus maestros.

S.D: ¿Llegan acompañados con maestros?

C.O.E: No, llegan solos y yo soy su mamá postiza. Ahorita tengo doce. Cada año cambio de hijos pero bueno, yo los apoyo en todo lo que no tenga que ver con sus clases y luego los maestros, sus docentes, los acompañan a sus viajes académico-culturales y ven la forma de unir lo que están viendo en su plan diario de clases con estas visitas que hacen.

Ya fueron al centro de la Ciudad de México, van a ir a Teotihuacán, a Morelos, a Puebla, cada mes es un viaje. Aparte de eso, hacemos una muestra gastronómica que eso es muy interesante. Tienen una convivencia muy bonita con los chicos mexicanos que estudian aquí en la universidad, si bien su horario es muy diferente porque ellos están de nueve de la mañana a una de la tarde con dos docentes diferentes. De nueve a once toman con un docente, de once a una con otro docente porque de esta forma ellos pueden escuchar el idioma español con acentos diferentes.

S.D.: Esos seis niveles de español ¿los cursan los seis en un año?

C.O.E: Los tienen que cursar. Ése es el requisito. “Vas a ir a México pero tienes que cursar estos niveles para alcanzar este grado de español”. Cuando ellos regresan a Corea, tengo entendido que tienen que hacer varios exámenes.

S.D.: Entonces ustedes como UIC ¿les dan un certificado?

C.O.E: Sí y aparte tienen también que presentar el DELE, que es el examen de español. Ése también lo tenemos que hacer como requisito. Algunos no lo quieren hacer y  prefieren presentarlo llegando a Corea pero la mayoría lo hace aquí. Ahora, no solamente tenemos este programa para Busan, que es de donde  vienen continuamente los estudiantes. Cada año vienen. Hemos tenido visitas de Kangnam University, de la Universidad de Seúl. Por ejemplo, de  Kangnam University han venido pero por poco tiempo. Puede ser una semana, dos semanas, dos meses, ha dependido del programa de los estudiantes. Con Busan es con el que tenemos este programa anual .

S.D: ¿Desde cuándo lo tienen?

C.O.E: Ya tiene un rato. Ya tengo muchos hijos. Muchos, le voy a decir. Desde el 2011, agosto del 2011. También tenemos estudiantes, muy pocos pero sí ha habido, que se han ido a estudiar allá. Se han ido dos estudiantes, a estudiar coreano, nada más.

S.D.: ¿Se fueron por un año igual?

C.O.E: Por un semestre. Y hubo un estudiante que se ganó una beca de la Universidad de Kangnam para estudiar la maestría y no sé si ya regresó pero sí se fue. A ver, le voy a decir. Entonces tenemos convenios con Seul National University, Catholic University of Daegu, Busan University of Foreing Studies, BUFS, y Kangnam University.

S.D.: Todos esos convenios datan de los últimos años ¿2011 para adelante?

C.O.E: 2011, exactamente.

S.D.: O sea ¿Busan fue el primero?

C.O.E: Sí, es con el que hemos tenido más movilidad. Por ejemplo con Seul University está el convenio pero no hemos tenido esa movilidad o ese intercambio estudiantil. Con Kangnam sí, con Daegu sí, pero han sido visitas académicas, no años académicos.

S.D.: Vimos que también la UIC ofrece cursos de japonés, coreano y chino.

C.O.E: Sí, esos son para nuestros estudiantes o para alumnos externos que deseen estudiar una segunda o una tercera lengua. Lo pueden hacer en el centro de lenguas extranjeras, así como estudian inglés, francés, italiano o alemán, también pueden estudiar eso.

S.D.: Pero ¿tienen interés de ellos?

C.O.E: Muy poco. Muy poco. Creo que les da miedo.

S.D.: Irse tan lejos y…

C.O.E: Sí, sí, de estas experiencias de estudiantes UIC que se han ido a Corea, uno de ellos a las dos semanas se quería regresar.

S.D.: ¿Entonces qué hicieron?

C.O.E: Le dije que no. Le dije “no, date oportunidad al menos un mes de conocer la cultura” porque fue un shock cultural muy fuerte. Le dije “espérate un mes y si te sigues sintiendo igual de mal pues ya te regresas, pero vive esta experiencia porque va a ser única en tu vida”. Claro que después ya no se quería regresar. El otro chico se fue a estudiar coreano también, regresó aquí a México feliz de la vida y dijo que se quería ir a poner una taquería en Corea. Llego enamorado de Corea.

El otro chico se sacó la beca porque Kangnam University nos manda año con año una beca, que es maravillosa. Inclusive le paga al estudiante mexicano por estudiar, aparte de que está incluida toda la colegiatura, la inscripción, los alimentos, el hospedaje, el transporte, porque les dan el boleto de avión, el transporte en la ciudad, les dan dinero para que puedan mantenerse ahí y puede ser en licenciatura o en posgrado.

S.D.: ¿Es el primer estudiante que se va así?

C.O.E: Es el primero que se ha ido. Esto fue hace como dos años. Yo me imagino que ya hasta regresó pero año con año nos mandan la información de la beca. Es una beca maravillosa.

S.D.: Y no siempre se aprovecha.

C.O.E: También el problema es el idioma. O sea, para que obtenga la beca obviamente, tiene que saber coreano

S.D.: ¿No es en inglés?

C.O.E: Algunas materias pero la mayoría no. Sobre todo, para ya estar viviendo ahí pues deben tener un conocimiento básico porque si no cómo se van a comunicar Entonces, no se trata tanta de una falta de interés por irse a Asia, en este caso a Corea, sino por el temor. Están más acostumbrados a Estados Unidos, Canadá, Europa, pero cuando les digo “¿por qué no te vas a Corea?” entonces ahí como que se asustan y ya no le dan continuidad. Yo creo que es miedo más que otra cosa porque Asia es totalmente desconocida para ellos.

S.D.: En la UDEM,  donde estuve la semana antepasada, nos decían que tenían un acuerdo con  Nagoaka Institute of Technology en Japón: los muchachos que querían ir se iban en séptimo semestre pero se comprometían desde el primero a estudiar japonés. Justamente, porque la enseñanza estaba en japonés y sí, en el proceso, desistían algunos. Tenían que ser muy buenos alumnos porque además de la carrera normal de ingeniería que es demandante, tenían que tener cursos de japonés y aprobarlos para poderse ir.

C.O.E: Ahora, así como nuestros alumnos han vivido este shock cultural, los coreanos también lo viven. Les cuesta trabajo.

S.D.: ¿Algunos  se quisieron regresar?

C.O.E: Hemos tenido  problemas pero los estudiantes no se han regresado.

S.D.:¿Han logrado mantenerlos aquí?

C.O.E: Sí, exactamente, pero sí requiere un seguimiento muy apegado a ellos. No es nada más de que llegan y a ver cuándo nos vemos. Desde que se sienten mal hasta que tienen que ir al doctor, les sacamos la cita , el chofer de aquí de la universidad los lleva al doctor. Tenemos ya contacto con la clínica que es de especialidades que está en la colonia Juárez, por la zona rosa más o menos, que es manejada solamente por doctores coreanos.

S.D.: Sí, pues la zona rosa es un barrio de concentración de coreanos.

C.O.E: Está lleno de coreanos. Entonces ellos se van, los llevamos a aquel hospital. Hay veces que no, que quieren ir a un hospital cercano. Nadie puede venir si no tiene un seguro médico totalmente válido en México y todos son estudiantes excelentes en Corea. Vienen a estudiar español y por lo que me han contado su objetivo de estudiar español es que una vez que terminen su licenciatura, se vengan a México a trabajar en empresas coreanas.

S.D.: ¿Entonces vienen de cualquier carrera?

C.O.E: Vienen de cualquier carrera pero por ejemplo, el año pasado tuvimos una chica que terminó su año de español, era de mercadotecnia, y se quedó una semestre más a estudiar unas materias que le interesaban.

S.D.: ¿Pero ya disciplinarias?

C.O.E: Ya disciplinarias, tenía muy buen nivel de español, entonces entendía muy bien las clases y después se regresó a Corea pero fue porque ella quiso hacerlo. El nivel de dedicación y de disciplina que tienen estos chicos es impresionante, verdaderamente impresionante. Me gustaría que la mitad de eso lo tuvieran los mexicanos. Ha habido generaciones en que salen a la una de clases y se vienen a estudiar a la biblioteca hasta que la cierran. Y ha habido generaciones como ésta que salen de clases y se van a sus casas a seguir estudiando. Si se sacan un ocho, para ellos, es un choque terrible, lloran por un ocho.

Ha habido chicos que me han dicho “es que soy tonto, por eso me saqué ocho”. Ése es el nivel de exigencia hacia ellos mismos. Cómo se exigen, cómo estudian, cómo les interesa realmente aprender. Ellos sí pasean mucho, viajan mucho, tienen un nivel de vida muy bueno, me parece que todos tienen a papás con un alto ingreso económico,y viven muy bien aquí…

S.D.: Además con la devaluación del peso y el tipo de cambio…

C.O.E: Se la pasan muy bien. Se van adorando a México y queriendo muchísimo a la UIC pero tienen muy claro que su objetivo es, sí venir, conocer, pasear, conocer mucha gente, pero primero está el estudio.

S.D.: Ustedes organizan interacciones con sus propios estudiantes. Es decir ¿los coreanos tienen un homologo estudiantil en la UIC o es más informal?

C.O.E: La mayoría de los intercambios son informales pero hacemos esto: damos la bienvenida a todos los estudiantes de intercambio que llegan aquí a la universidad, en un convivio que hacemos. Entonces ahí se conocen porque al principio los coreanos son un poco tímidos y no quieren interactuar, sobre todo porque llegan con un nivel muy básico de español antes de intercambio académico que vienen de otras partes y también ellos conviven con estudiantes que están estudiando aquí en la universidad. Ellos se hacen amigos y ellos pues ya…

Prácticamente todavía al día de hoy (hace rato estaban aquí algunos estudiantes) les tuve que hablar en inglés. Su nivel de español es muy bajo pero es impresionante como ya en diciembre, podemos medir sus avances en el conocimiento del español, pues vemos el cambio.

S.D.: ¿Los alumnos que vienen de Asia representan más o menos qué porcentaje de su movilidad entrante?

C.O.E: Uy… hay semestres que más del 50%.

S.D.: ¿Ah sí?

C.O.E: Sí, lo que sucede aquí en la UIC es que tenemos convenios con universidades en España. Los chicos de estas universidades en España no vienen a la UIC, pero nosotros ocupamos todas las plazas disponibles.

S.D.: ¿Entonces no hay reciprocidad?

C.O.E: Exacto. Nosotros mandamos y mandamos, pero no vienen.

S.D.: Y en Corea es lo contrario.

C.O.E: Exacto, ahorita hay trece pero ninguno se fue. Y es así todos los semestres. En el caso de los intercambios a España, Francia, Argentina, es muy bajo el intercambio. Por ejemplo, de Argentina, hay una chica que ya está en su segundo semestre de intercambio aquí y apenas ahorita dos chicos se van a ir en enero a estudiar a esa universidad.

S.D.: ¿Pero ellos estudian materias de las carreras?

C.O.E: Sí, exacto. Son materias que estudian y se revalidan. Y ellos van a estudiar allá materias y se van a revalidar.

S.D.: ¿Y es revalidación automática porque tienen un convenio?

C.O.E: Por el convenio.Este convenio nos permite que el chico escoja con su director académico qué materias va a cursar allá y cuando regresa se le revalidan las materias. Obviamente si reprobó en Argentina pues va a reprobar aquí y entonces tiene que repetir esas materias y las tiene que volver a pagar. Pero eso es algo de lo que todos están conscientes: si se van a ir de intercambio está maravilloso pero si reprueban pues ya reprobaron. No hay extraordinario, no hay cursos de verano, es repetir la materia durante el siguiente semestre.

S.D.: Claro ¿Ustedes no tienen un sistema para sus estudiantes de visitas académicas, por ejemplo?

C.O.E: Sí. Por ejemplo, lo organizamos con los directores académicos. Estas visitas académicas las pueden hacer a Puebla,o  a Querétaro. Dependiendo de qué es lo que busque el maestro o docente de esa licenciatura, le buscamos ese tipo de viajes o de visitas académicas. Hay veces que solamente son culturales y entonces se organiza un grupo  de cuarenta estudiantes de comunicación que quiere ir a Puebla a visitar equis museo, entonces se van a Puebla  con su maestro a visitar ese museo y se regresan. Esas pueden ser visitas muy cortas. Nosotros también recibimos visitas. Pueden ser de Puebla o de cualquier otra universidad o inclusive de Estados Unidos. Recibimos semestralmente visitas de Indiana University, que viene a visitar la clínica de odontología. Es muy específico  Indiana tiene un programa muy reconocido de odontología y vienen aquí con nosotros a las clínicas, y eso es muy padre.

S.D.: Oí también que hay algunas chicas de la UIC que se fueron para prácticas profesionales a Tailandia.

C.O.E: Sí.

S.D.: ¿Usted también tiene que ver con su movilidad o eso se maneja a través de prácticas?

C.O.E: Sí, es a través de prácticas. Yo nada más veo intercambios académicos a nivel semestral o anual. Si son prácticas, tiene  que ver con el área que se dedica únicamente a las prácticas.

S.D.: Y ¿con China, Japon o Tailandia? ¿tienen algo?

C.O.E: No, no. Tratamos hace mucho tiempo, a lo mejor, cinco o seis años: nos contactaron universidades chinas precisamente para lo mismo, venir un año, estudiar español, etcétera, pero nunca se concretó por problemas de migración. Era muy difícil que le fueran a dar visa un estudiante de China para venir a estudiar español a México en ese entonces. No sé si ahorita haya cambiado.

S.D.: Pues aparentemente los chinos que vienen a estudiar español vienen fuertemente a las universidades mexicanas

C.O.E: Sin embargo, sí tuvimos un estudiante de China que vino a estudiar toda la maestría aquí pero vino él por su parte, no con un programa.

S.D.: Por su cuenta.

C.O.E: Sí, totalmente. Fue feliz, se quedó a vivir aquí, ya se casó y tiene un hijo. Sí, exacto, él se quedó. Estudió la maestría, dijo “yo ya no me regreso” y se quedó aquí. Está ya trabajando y se casó con una chica muy linda y dice que ya no se va a regresar.

S.D.: Sí, pero es un caso muy particular. Me decían que hay ¿cuántos estudiantes ahorita en la UIC? ¿Cómo 3, 000?

C.O.E: Yo creo que sí. Acabamos de iniciar clases entonces no sé con cuántos hayamos, bueno, se siguen inscribiendo de hecho. Todo agosto es período de inscripciones pero yo me imagino que sí.

S.D.: ¿Y cuántos más o menos anualmente se mueven? Digamos no en Asia sino en términos generales.

C.O.E: Semestralmente estudiantes UIC son muy pocos, yo creo que habrá semestres que son seis o habrá semestres que son ocho o diez. Pero no más. Son pocos.

S.D.: ¿Eso en licenciatura?

C.O.E: Eso en licenciatura. En posgrado es aún menor. Sobre todo tenemos movilidad a nivel maestría para todo lo que tiene que ver con psicología y se van a Argentina.

S.D.: ¿Por el psicoanálisis?

C.O.E: Exacto, les interesa muchísimo. Creo que es un problema de responsabilidades  y de horarios. Ya son chicos que están trabajando y  no es fácil dejar aquí todo en pausa, irse un semestre y regresar. Los chicos de posgrado que se han ido de intercambio son todavía hijos de familia que no tienen ningún problema, se pueden ir y se han ido. Más bien eso es lo que ha sucedido con los posgrados.

S.D.: Sí, son de carácter profesionalizante. ¿Y usted tendría a su cargo también en caso de que se diera la movilidad docente?

C.O.E: Sí, también está conmigo. Bueno está toda esa parte. La estamos impulsando. Es difícil. Es muy difícil. Hemos recibido de Brasil docentes que han venido a estar por un semestre o dos semestres en una estancia en psicología.

S.D.: ¿Cómo profesores visitantes?

C.O.E: Sí, como profesores visitantes. Ahorita vamos a tener un profesor que viene de Monterrey, me parece, y va a estar como profesor adjunto de la maestría en administración. Pero es muy poco lo que recibimos y que enviamos..

S.D,: Por ejemplo,  algunas universidades privadas están usando programas de profesores visitantes para internacionalizar in situ sus instituciones.

C.O.E: Claro, claro, sí. Yo creo que es un proyecto muy ambicioso y muy caro. la UIC apenas está empezando en ese aspecto pero sí es un proceso y es largo

S.D.: Y en el caso, por ejemplo, de esos dos profesores brasileños que recibieron ¿ustedes los pagan?

C.O.E: No, vinieron becados.

S.D.: ¿Por parta de la institución brasileña?

C.O.E: Exacto y este maestro que viene para estar aquí un año está en su año sabático entonces por eso viene para acá. Nosotros no le pagamos nada.

S.D.: Entonces no hay inversión. La UIC además, padeció un desgaste recientemente.

C.O.E: Exacto. Ahorita estamos ya saliendo de ese problema pero sí fue muy fuerte entonces pues hay prioridades ¿no?

S.D.: La matrícula…

C.O.E: Exacto, instalaciones, mantenimiento, etcétera. Ahorita ya vamos saliendo, vamos muy bien pero vamos apenas a empezar con esto del intercambio  y la movilidad docente.

S.D.: El campus es extenso.

C.O.E: Es inmenso.

S.D.: Para el tamaño del campus, podrían tener muchos más estudiantes.

Coordinadora del Programa de Intercambio, Internacionalización y Egresados

C.O.E: Sí, claro, estamos en eso. Estamos saliendo de ese bache. Yo tengo una cantidad de fotografías y de testimonios que los estudiantes coreanos me escriben semestre con semestre acerca de sus estancia y de su vivencia aquí en la universidad y en México. Pues dependiendo de su nivel de español me lo escriben pero de todas formas tal cual lo escriben así lo dejamos y los subimos a las redes porque de eso se trata, que ellos vayan viendo cuál es su avance en el idioma. Yo se los podría compartir sin ningún problema.

S.D.: Sí, nos interesaría. En la UIC, no nos habíamos dado cuenta que eran varias las dependencias que tenían que ver que no estaban en la misma área. Entonces creo que las entrevistas son un material interesante porque muchas universidades están haciendo cosas que no forzosamente se reflejan en su página web.  

C.O.E: Claro, lo que necesitaría es cuándo iniciamos con la movilidad, de qué universidades, el número de estudiantes…

SD: Sí, y la fecha y la cobertura de los convenios con Asia. Hay convenios marco que auspician cualquier tipo de actividades aunque nada más se desarrolle una y otros que son específicos. Entonces me interesa saber qué tipo de convenios ustedes suelen tener.

C.O.E: Sí, claro, por supuesto.


Entrevista disponible en formato PDF: UIC-CristinaOlvera-SylvieDidou

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.