Los estudiantes de China, Japón y Corea en la Universidad Iberoamericana: los proyectos de atención

 Mtro. Florian Dittmar,

Coordinador de movilidad estudiantil, Universidad Iberoamericana

Entrevistadora: Ana Fernanda Fraga Salgado

Transcripción: Ana María Baños Martínez

FF: Buenos días, maestro ¿podría darnos su nombre y su puesto?

FD: Mi nombre es Florian Dittmar, soy Coordinador de Movilidad Estudiantil en la universidad Iberoamericana, Ciudad de México.

FF: ¿Podría hablarnos sobre la movilidad entrante de estudiantes asiáticos? ¿De qué países provienen los estudiantes que vienen a la Ibero? y ¿qué carreras estudian?

FD: En Asia, tenemos pocos convenios, en cambio con Australia hay más. Estamos trabajando en aumentar su número. Tenemos un convenio en China y Taiwán y de esos dos países y universidades recibimos flujos constantes de alumnos, pero bajos en número. Más o menos cada semestre tenemos cuatro estudiantes de China y dos de Taiwán provenientes de nuestras universidades socias que tenemos en esos dos países. De vez en cuando también recibimos uno o dos alumnos de Corea, pero nuevamente estos alumnos vienen de forma independiente y no en el marco del convenio de intercambio. También tenemos convenios con universidades australianas, me imagino que es parte de la región según la definición. En general, no hay mucho interés de parte de los alumnos australianos en venir a México, entonces cada semestre probablemente recibamos uno o dos alumnos de Australia. Pero mandamos fácilmente cuarenta o cincuenta alumnos nuestros. Estamos muy en desbalance con esta discrepancia: hemos mandado sin recibir. En su mayoría, nuestros estudiantes que van a Australia lo hacen de forma independiente pagando la colegiatura respectiva en la universidad de destino. Casi no tenemos movilidad con otros países asiáticos, sobre todo en el caso de los alumnos visitantes. Sí mandamos de vez en cuando alumnos a otros países también pero la mayoría de ellos va de forma independiente, o sea, no bajo un convenio de intercambio.

FF: ¿De qué carreras provienen los chicos que vienen de la región de Asia del Pacífico a la Ibero?

DT: Los alumnos vienen de China: casi todos estudian español, pero eso es por la condición específica con la universidad Sun Yat-Sen University: ahí el convenio es con la Facultad de Español; todos los alumnos que vienen de ahí estudian español. En el caso de Taiwán y Australia, las situaciones son variadas: de Australia vienen de cualquier Departamento o Facultad.

FF: ¿Qué cursos toman los estudiantes entrantes, procedentes de China, de Taiwán, a veces de Corea? Estudian español, pero en general ¿vienen a estudiar o vienen a conocer el país?

DT: Los alumnos de China, por la situación específica, vienen sobre todo para perfeccionar su nivel de español: toman cursos intensivos de español, a veces de conversación. Algunas veces, cuando el nivel de los cursos ya no es lo suficientemente alto para el nivel avanzado que traen cuando llegan, toman materias de otras áreas del español. Los alumnos de otros países asiáticos, dependiendo su nivel de español, toman materias regulares de las Facultades, en español o en inglés. Nuestra Oficina también coordina un programa que se dirige específicamente a los alumnos extranjeros que se llama Latin American Culture Program. En ese programa, nosotros contratamos profesores para que den materias en inglés a aquellos alumnos visitantes cuyo nivel de español no es lo suficientemente alto para tomar materias en español. Así, nosotros completamos la oferta de materias impartidas en inglés, que no es muy grande en este momento.

FF: En cuanto al proceso de integración de los estudiantes ¿cómo se insertan en la comunidad estudiantil? y ¿cómo los acompañan? ¿Presentan problemas de adaptación?

DT: Tratamos de tomarlos de la mano desde antes de su llegada. Tenemos el programa de Buddies/Buddy Program (Programa de Cuates) para encontrar alumnos de la Ibero que estén dispuestos a guiar a un alumno extranjero desde antes de su llegada. Entonces, asignamos a un alumno Ibero a un alumno extranjero, los ponemos en contacto: de esta forma, ya tienen un primer contacto que les brinda un apoyo desde antes de llegar a México. Cuando llegan estos alumnos, sus contrapartes Ibero los ayudan a integrarse, los presentan con sus amigos, salen con ellos, a veces los recogen del aeropuerto; incluso ha habido casos donde se hicieron novios. Hemos sabido de varias parejas que han salido de este programa. Luego, tenemos un Programa de Hospedaje en Familia (Homestay Program). Mantenemos una red de aproximadamente cuarenta a cincuenta familias mexicanas que están dispuestas a hospedar alumnos extranjeros en su casa. Permite a  los alumnos extranjeros vivir en las casas de las familias mexicanas y se integrarse a la dinámica de la familia. Ayuda mucho tanto a la integración en la cultura mexicana como a mejorar el nivel de español.

Luego, tenemos un periodo de tres días de orientación: los miércoles, jueves y viernes, antes del inicio de clases de cada semestre. Durante esos tres días, les explicamos todo lo que necesitan saber para sobrevivir tanto en la ciudad como en la universidad. Platicamos de asuntos de seguridad, de cómo funcionan las clases, las impresiones y todo lo que necesitan saber. Siempre, el sábado, antes de que inicien las clases de cada semestre, hacemos una dinámica de integración en el Centro Histórico de la ciudad. Llamamos a este evento Rally Ibero Exchange. Citamos a todos los participantes interesados en el Centro Histórico, formamos equipos de entre seis y ocho alumnos, mezclando diferentes nacionalidades. A cada equipo, le damos un mapa y una primera pista y los mandamos de punto a punto alrededor del Centro Histórico. En cada punto, un becario los recibe, les explica un poco de qué se trata el lugar donde están, y les da un reto. Cada equipo, en ese momento, tiene que resolver el reto, dar la respuesta al becario y cuando hayan dado la respuesta correcta, el becario les da una nueva pista y, con esa pista, ya pueden ir al siguiente punto de interés.

FF: Los retos y las preguntas ¿de qué tratan? ¿En qué ayudan a los estudiantes?

FD: Este reto más que nada es para conocer el lugar donde están; por ejemplo, un punto es el Palacio de Bellas Artes. Ahí tienen que entrar y ver algo en los frescos que están adentro. Otro punto es el Mercado de San Juan: ahí tienen que encontrar diferentes chiles y dar sus nombres. En la Plaza de la Ciudadela,  el reto es bailar danzón con los viejitos y tomarse una foto. Estos eventos son fáciles, de integración y ese evento es una actividad muy bonita, no tanto para conocer el Centro Histórico, sino para perder el miedo a moverse en el centro e interactuar con los demás estudiantes internacionales. Terminamos el día con un gran picnic en el parque de Chapultepec.

Durante los primeros meses de cada semestre, ofrecemos excursiones de fin de semana, que son voluntarias. Los llevamos a sitios de interés turístico en el centro del país; por ejemplo, a las pirámides de Teotihuacan, a Taxco, Tepoztlán, Valle de Bravo. En alguna ocasión hemos ido hasta Cuetzalan, donde nos hemos quedado tres días. Son excursiones que tienen como fin conocer el país e integrarse como grupo. Después de las primeras seis u ocho semanas casi no hay demanda para este tipo de actividades porque ya se integraron y eso lo tomamos como una buena señal, porque significa que los alumnos ya empezaron a tener sus propias redes de amigos, ya tienen sus propios planes y ya no nos necesitan. Es algo que nos enorgullece en cierto sentido.

FF: Al parecer hacen todo un programa de acompañamiento pero ¿hay algún problema que presenten ellos constantemente en su adaptación?

FD: Estos jóvenes están en una situación novedosa para ellos, lejos de su familia, lejos de su contexto cultural. Siempre se presentan casos donde algunos sienten la necesidad de hablar con alguien y en esos casos lo que hacemos es ponerlos en contacto con nuestro servicio de asesoría psicológica, que está abierto a los alumnos internacionales.

FF: ¿Terapia o sólo acompañamiento psicológico?
FD: Orientación psicológica en inglés. Tenemos psicólogas que hablan inglés para atender a aquellos alumnos que no se sienten cómodos en el idioma español. En promedio se presentan casos así dos o tres veces por semestre. Lo que hacemos durante la orientación es decirles que se sientan en confianza de acercarse con nosotros  y siempre hay alumnos que aceptan esta oferta.

FF: En general, ¿qué les parece su estancia en México a los estudiantes asiáticos?

FD: En general observo que los estudiantes visitantes de Asia sí disfrutan su estancia. Había olvidado señalarle que también recibimos alumnos de Japón: tres, cuatro o cinco alumnos. Lo que admiro de esos alumnos es que muchos de ellos cuando llegan a México no traen un nivel muy alto ni de español ni de inglés. Los alumnos chinos sí tienen un nivel alto de inglés. Pero no es el caso de los alumnos de Japón que recibimos, en general; incluso algunos literalmente no hablaban ni inglés ni español y en esos casos nosotros tratábamos de comunicarnos con las manos y los pies prácticamente. Pero mejoran su nivel de español muy rápidamente y están muy abiertos a participar y experimentar en la cultura mexicana. También he observado alumnos de Asia que se quedaron con pareja mexicana al final de su estancia y es algo que se me hace maravilloso porque la distancia cultural entre los países asiáticos y México es más grande que en el caso de otros países.

FF: Hablando en términos académicos ¿hay algunos chicos asiáticos que se queden o que tengan planes para estudiar en México un posgrado o una carrera?

FD: He visto alumnos asiáticos que han venido de intercambio y que han regresado después a México para establecerse profesionalmente, tengo en la mente dos o tres casos muy específicos. Si mal no recuerdo un chico japonés regresó después de su estancia y ahora trabaja para el consulado japonés; tuvimos una alumna visitante de Tailandia que estudió con nosotros de forma independiente durante un semestre y después se inscribió a la licenciatura completa en la Ibero y está a punto de graduarse; otra chica de China está a punto de regresar después de dos años en China con el fin de establecerse a largo plazo en México.

FF: ¿Los países de los que reciben más estudiantes asiáticos son China y Japón?

FD: Si, China y Japón.

FF: ¿Qué relación tiene la Universidad Iberoamericana con Corea?

FD: Hemos visto un creciente interés de empresas coreanas que radican aquí en Santa Fe de mandar a sus empleados o a los cónyuges de sus empleados coreanos a tomar clases intensivas de español. Tenemos una Coordinación de Idiomas donde los mismos alumnos visitantes toman clases de español. También aceptamos alumnos externos: hemos visto que más y más de estos alumnos externos son cónyuges de empleados coreanos que trabajan aquí, en Santa Fe, en alguna de las empresas coreanas que radican aquí. Igualmente tenemos un programa que estamos desarrollando en este momento, en la Ibero, con una universidad japonesa, la University of Senshu Tokyo. En ese programa, vamos a recibir a un grupo de estudiantes durante cuatro semanas en febrero 2018. Parte del programa se va a dar en japonés sobre cultura mexicana y contrataremos a una maestra japonesa para que dé clase en japonés a los estudiantes de Senshu University.

FF: ¿Y ellos vienen sólo a estudiar la cultura mexicana o vienen a tomar otros cursos?

FD: La meta principal es aprender español. Cada semana, reciben veinte horas de enseñanza de español. Completamos el programa con clases sobre cultura mexicana dadas en español y con actividades extracurriculares, por ejemplo, clases de baile, cocina, etc.

FF: ¿Tiene un nombre específico este programa?

FD: Sí, se llama 2018 Spring Spanish Program, la misma universidad japonesa le puso ese nombre. Los chicos también se quedarán con familias mexicanas así que durante cuatro semanas tienen la experiencia de una inmersión cultural completa.

FF: ¿Quisiera usted agregar alguna reflexión en su experiencia como Coordinador de Movilidad Estudiantil?

FD: En general, me gustaría que hubiera más movilidad con Asia. Solo tenemos un solo convenio de intercambio en China y no tenemos ninguno en Beijing. Cada vez hay más interés de parte de los estudiantes mexicanos en temas relacionados con la región de Asia Pacífico y necesitamos esforzarnos más a nivel institucional para buscar y explorar las opciones de colaboración en esta región. Hay mucha colaboración con Australia pero todavía hay rezagos en otros países que sería necesario superar.

FF: Muchísimas gracias por la entrevista.

FD: Gracias a ustedes.


Entrevista disponible en PDF: EntrevistaFlorianDittmar-FernandaFraga

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.