Las redes y la investigación de la investigación educativa. Entrevista con Norma Georgina Gutiérrez.

 Por Dira Plancarte[1]

dira.plancarte@cinvestav.mx

Abril de 2018

 

 

DP: ¿Podría presentarse?

NG: Soy Norma Georgina Gutiérrez, docente del posgrado de pedagogía en la UNAM y pues tengo la fortuna de tener codirecciones de tesis en el DIE y en el Colegio de San Luis. Algunos años, tuve una colaboración muy fuerte con la Universidad de Guadalajara, también en el posgrado de educación.

DP: ¿Podría hablarnos sobre sus líneas de investigación y proyectos actuales?

NG: Empecé con el análisis institucional, de procesos institucionales sobre el tema de investigación educativa en la maestría. Después traté de estudiar la vinculación científica y tecnológica del CINVESTAV y me di cuenta que no me daba ese enfoque. Porque, para la vinculación, es diferente a establecer un centro de investigación a que los investigadores de este centro logren relacionarse con otros sectores sociales que no son académicos. Es distinto. De ahí, pasé al enfoque de análisis de redes de investigación, o sea, cómo es que se logran mantener relaciones los académicos y los empresarios. Era lo más complicado. El enfoques, para eso, fue seguir con el tema de las entrevistas y un poco cómo se fueron formando los centros, cómo fue llegando la gente que hacía ese tipo de vinculación. También hice seguimientos de los proyectos de investigación de los investigadores, en qué se desarrollaban en conjunto con empresarios. Entonces fui también con los empresarios, los entrevisté y me di cuenta que había acuerdos tácitos y explícitos, de los dos, que estaban fuera de las organizaciones académicas.

Yo trabajo en Morelos y me interesa la educación. Estudié psicología pero siempre con el interés de atender aspectos educativos. Entonces yo estando en Morelos, sentía una especie de compromiso en hacer cosas hacía Morelos, con este mismo enfoque de que ahí el conocimiento no solamente es académico; el conocimiento que produce innovación también es técnico, y social, y colectivo y comunitario, pues estuve trabajando en una escuela rural. En esa escuela rural, la idea era que el currículum no se viviera como algo fijo, acabado, estable, sino que los individuos se reconocieran como entes activos. En ese entonces se hablaba de la construcción de conocimientos. Y entonces mi línea se fue yendo hacia producción de conocimiento, un poco desde que seguí los proyectos de los investigadores y de los empresarios, cómo es que se logra producir conocimiento. Entonces desde esta perspectiva, un poco más amplia, seguí trabajando ahí.

En ese momento, unos colegas argentinos estaban trabajando el tema de producción de conocimiento y me invitaron por el tema de la investigación educativa. Con ellos trabajé un ratito desde el enfoque institucional de la investigación educativa en México que era lo que ellos querían. Querían ver cómo había empezado la investigación educativa en México, entonces me invitaron y seguíamos trabajando con el enfoque institucional pero en la línea de producción de conocimiento. Aquí también, cuando estaba en la escuela rural, traía más ese enfoque un poco más amplio. No tanto que todo fuese en red o que todos fuera institucional sino ver también cómo se producía conocimiento. Cómo los actores eran activos en esto.

En esta línea, de la educación rural, dos estudiantes de maestría siguieron en la misma línea de trabajo y algunos colegas empezaron también a producir materiales de trabajo con las comunidades con las que trabajaba. Entonces ahorita estoy retomando esta parte. Por otro lado, pues eso empezó en el 2006,  de las comunidades de conocimiento en ámbitos rurales y en el posgrado de pedagogía, en donde estoy, mucha gente empezó a trabajar cuestiones de interculturalidad, ruralidad, indigenismo y demás. Se empezaron a acercar a mí por el tema, digamos, en el que yo lo englobé que fue cultura, conocimiento, comunidad; a veces trabajaba conocimiento y a veces trabajaba aprendizaje, o los dos. Conocimiento ligado a producción, transferencia, vinculación, aprendizaje, que era algo que los economistas de la innovación también hacían: entonces, estuve trabajando en un seminario que sigo teniendo hasta la actualidad y muchos estudiantes, aunque no fueran tutorados míos, empezaron a interesarse.

Empecé trabajando entrevistas en la maestría con la idea de la institucionalización, después en el doctorado, hice seguimiento de proyectos; en esta línea de seguimiento de los científicos, de la investigación, siempre mantuve el pie ya no tanto con investigadores individuales o con entidades académicas sino en esta idea de redes. De cómo se produce conocimiento en red. Entonces, ahí en el 2012, empecé a trabajar la producción transdisciplinaria de conocimiento con la idea de que esta producción se realiza en red, que requiere el trabajo en red, ya sea que se reconozca o que no. A veces se llaman proyectos y a veces se llaman redes. Entonces, en esta otra línea de trabajo, también  he hecho seguimientos de las redes.

Cuando usas un enfoque en red es diferente que uno institucional. Por ejemplo, en el institucional, pones atención en la fecha de fundación, o en el primer decreto, o en quién tuvo la idea. Y en las redes pues no importa tanto el inicio o el final sino lo que importa es cómo se complejizan las redes. Puedes jalar un hilito y empiezas a hacer un seguimiento por parte de temas o por parte de producción de artículos científicos, por parte de los temas de investigación; vas viendo cómo de un proyecto se pasa a otro y son las mismas personas o se integran otras, entonces es un enfoque más dinámico y diferente. Ahí también hacía entrevistas, hacía seguimientos y te decía que, en la última etapa, y es en la que todavía estoy, hago acompañamientos. O sea, me invitan  las redes a que yo les dé un estudio de ellas mismas y a mí eso me ayuda mucho a reflexionar. Hay un diálogo y una reflexión conjunta. Eso es el proyecto que tengo, que estoy afinando.

Originalmente hice un artículo a una revista, se llama  Archivos de Política Educativa, no le interesó. Lo hice sobre una red, fueron varios casos sobre la gente que trabaja el tema de sustentabilidad, les pareció que no era para ellos. Yo dije “ay, pero sí es investigación. Es cómo se hace investigación en este tema y las instituciones hacen investigación, y cómo es que las instituciones también hacen investigación”. Para esto, también estuve en una estancia de investigación en el 2005 en la Universidad de Sevilla, y ahí lo que encontraba también era cómo los ingenieros mecánicos o metalúrgicos o electrónicos hacían vinculación con las empresas.

Ya tiene muchos años que las instituciones están tratando de hacer vinculación y trabajo de investigación en red, o sea, no es que sea un tema ajeno pero efectivamente, las gentes de las redes sí les interesa mucho el trabajo y ellos me pidieron el trabajo. Entonces lo estoy trabajando para que salga publicado en un documento que es producto de la misma red que es una red temática. Pero bueno, hago seguimiento de redes temáticas pero también puede ser de proyectos de investigación; de hecho, son proyectos que se instalan y se desarrollan en red. También, he estado haciendo el acompañamiento de un proyecto en ciencias ambientales. La otra es de agroforestería y ésta es de ciencias ambientales. El enfoque que ahorita traigo, como los pendientes ,son un seminario en el mes de julio que tengo la entrega para esto. También, como el Congreso de Etnobiología se llamó transdisciplinar, fue el tema, pues también estoy inscrita ahí en transdisciplina.

Entonces, yo lo empecé a hacer intuitivamente y en compañía de un grupo de investigación del Instituto de Investigaciones Sociales. Era la manera que ellos tenían de hacer el trabajo sobre redes y encontré que Latour propone eso, que para el estudio de, no necesariamente de las redes sino de cualquier tipo de conocimiento, se  hagan estudios retrospectivos; no les llama así pero son un especie de seguimiento de cómo es que aparecen herramientas, temas, problemas de investigación. Luego, el estar acompañando a estas personas y luego el tener este trabajo en escuelas rurales de que los alumnos y los docentes participen en la producción de materiales, te pone en diálogo. Es un diálogo reflexivo en que se reconoce que uno, al entrar en diálogo, cambia o sea elabora, reelabora, y también ellos y lo más lindo de esto es que hay una re-significación y una elaboración de nuevos sentidos. Entonces esto es parte de la narrativa, de la investigación narrativa y creo que la investigación narrativa es como mi herramienta, el enfoque que me permite ligar los dos grandes temas: el de redes y el de producción transdisciplinaria de conocimiento, es decir la investigación académica y, del otro lado, el trabajo con comunidades, con escuelas de educación básica en comunidades rurales.

En esta forma de trabajo, algunas colegas se han acercado a mí por mi trabajo y me jalan mucho […] Me invitaron a un seminario de auto etnografía, un poco de lo que yo considero que es la auto etnografía, sí lo he hecho pero lo he hecho igual: intuitivamente. Posicionar cómo y tú te vas metiendo, te vas involucrando con el tema, con las formas de trabajo, o sea, la implicación necesaria que tiene que haber subjetiva e interpretativa, la pones de manifiesto y esto está bonito porque, de alguna manera, yo también se los he estado pidiendo a mis alumnos. En mis seminarios, les pido mucho que reflexionen cómo es que construyen el objeto ¿no? Ha sido muy interesante porque la gente empieza a hablar desde otro lugar, desde el objeto. Y bueno, eso sería más o menos.

DP: Muy bien. Está usted un poco en el tema de la internacionalización está usted un poco más vinculada con la internacionalización de la ciencia.

NG: Te mencioné que estuve en Sevilla o sea viendo que también allá están trabajando de esta manera. Del 2008 al 2012 trabajé con estos amigos argentinos… pues, es que sí, ha sido, como en redes, bastante extraño. Tengo vínculos, por ejemplo, en Argentina con una epistemóloga que habla mucho sobre la complejidad; tengo vínculos también con Costa Rica, que tienen un doctorado en educación que trata temas de este tipo. Pero, es que, creo, a lo mejor me equivoco, pero creo que no hay nada que se pueda hacer que esté al margen de hacerlo de manera internacional. Otra participación que he tenido más o menos importante es la de LASA, de la Asociación de Estudios  Latinoamericanos, ahorita creo que ya voy de salida porque es una asociación muy dinámica, muy grande. En algún momento de elaborar cuadernos de trabajo o materiales didácticos, en conjunto con docentes y estudiantes, en LASA nos conocimos con gente de Colombia y de Brasil. Entonces la presentación que va a ser ahora, va a concernir este tipo de materiales entre Brasil, México y Colombia. Pero yo nunca he asumido el tema de la internacionalización como tal porque, te digo, ya es muy difícil trabajar cualquier tema al margen de colegas que están en otros países.

Como antes, que yo empecé a trabajar esto de las redes y las comunidades de investigación en la investigación educativa,  el tema era que la gente salía de sus espacios académicos para relacionarse con gente de otros espacios académicos. Ahora me doy cuenta que a veces encuentras más eco  fuera de tu país con otros colegas que en tu propio país. Es muy curioso. Una cosa muy extraña es que aunque yo soy impulsora del estudio de las redes y de todo lo demás, he pasado por muchas pero no me quedo: también eso es un poco la dinámica de las redes.

Ahorita yo traigo un pleito con los del CONACYT porque tienen la idea de “ya se estabilizó la red”, “ya se hizo sólida”. Pues cuando eso pase se institucionaliza y ya no es red. Lo valioso o lo interesante de las redes no es que permanezcan, se estabilicen, sino que justamente sean diferentes. Y en esa dinámica  igual pueden desaparecer.

DP: Y bueno, de acuerdo a sus líneas de investigación y a sus proyectos ¿cuáles serían las principales líneas de investigación que usted propondría a otras personas para trabajar en este tema? La idea es proponer una agenda de investigación.

NG: Yo digo que las redes, en particular las temáticas justo son redes que en lugar de decir “ya están estables”, lo valioso es que construyen agendas. ¿Y cómo se construye esa agenda? Soy muy situacionista. Depende del contexto, la situación y el tema, la historia propia de la red, pero, en cualquier caso son construcciones internas y dinámicas también.

Hay distintos niveles de acercamiento. Yo puedo ser parte de esta red, porque las redes funcionan no como grupos, no todas son homogéneas, sino porque tengo una lazo de relación con otros miembros de la red. Los conozco en algunos momentos y los he leído, entonces, en ese sentido soy parte de esa red. Como también de la de historia de la educación. En ese sentido, creo que los temas que yo trabajo también podrían ser parte de esta red para trabajarse de manera interna: investigación narrativa, cultura, conocimiento, aprendizaje y comunidad, producción transdisciplinaria de conocimiento en red… en tanto yo soy un miembro satelital, lo interesante sería ver cuáles son los temas que otros miembros que están en los nodos centrales, que le dan vida, que citan a reuniones, que elaboran las propuestas editoriales, qué es lo que les ha conformado como investigadores.

Por ejemplo, a mí me parece muy interesante Sylvie Didou porque ella también ha pasado por muchos temas a lo largo de su trayectoria pero hay algún tema que ella no ha abandonado y que siempre lo trajo entonces habría que ver cuál es. Lo mismo los demás. De ese tema surgen categorías clave, o temas centrales, nodos complejos, esos son los que se van ubicando. Yo voy a hacer una revisión de un material que me envío Sylvie y en este hablan de la migración de género  en otros países, pues yo creo que ese es un tema de la internacionalización y es un tema de la internacionalización porque tú puedes ver estudios sobre género en todos los niveles, regionales, globales, nacionales, entonces es un tema que ha estado presente en el academia desde hace mucho tiempo. Desde que yo empecé a hacer estudios de académicos, desde antes de entrar a la maestría, en los 90, ya estaba muy posicionado el tema de género y he visto cómo se ha ido construyendo dentro de la academia y ése es un tema que no puede faltar. Pero te lo estoy diciendo porque yo leí un documento al respecto, es un tema que a todos nos atraviesa, en el que yo también estoy justo por trabajar en estos temas y en investigación narrativa pertenezco a un laboratorio de género. Yo que nunca he escrito nada sobre género. Pero otra vez, me vuelven a avisar, a pedir, que haga un acompañamiento. Entonces este de género y generación de conocimiento es un tema muy importante y que está presente.

Lo demás, pues, mira, ahorita no me atrevería a decirte mucho. Yo me posiciono de manera diferente. No es que yo sepa. Yo he cruzado por ahí y es un tema que siempre está presente y es el de educación comparada. Los estudios comparados en educación son algo que está presente y que no puedes atender sino es desde una perspectiva internacionalista. O sea, hay temas que puedes atender en lo local, como el de género y que adquieren mayor alcance si los ubicas en un ámbito internacionalista, pero, hay otros que no se pueden atender como estos de los estudios comparados sino es desde ahí. La migración, por ejemplo, es otro tema que está atravesado y que, en el caso de México y de esta red, es central. Ha sido un  tema histórico y ha sido un tema popularizado, y también es un tema que está cambiando las formas de producir conocimiento, para mí. Y bueno, el otro, el de producción de conocimiento tendría que ser internacionalizado también.

DP: Y con respecto a su tema de investigación ¿cuáles cree que deberían ser las políticas públicas e institucionales para abordarlo?

NG: No sé cuáles sean las que se tenga que implementar. Lo que sí te digo es que las que se han implementado están afectando muy fuerte. Por ejemplo, esta política pública de apoyo a las redes temáticas de investigación está afectando la forma de trabajo, está afectando los temas de atención, las formas de relación, el financiamiento, y yo creo que esa se tendría que mantener. Yo no la haría tan rígida, yo no le daría un catálogo de temas a los que sí les voy a dar financiamiento y otro a los que no, eso no me parece. Esa política tendría que tener más apertura.

Bueno, la política pública tendría que ser otro tema de internacionalización pero no es mi campo. Yo más bien casi siempre soy crítica a las políticas públicas de apoyo a la investigación científica y tecnológica y yo creo que sí, la política pública tendría que seguir y favorecer mucho también los procesos de institucionalización de las entidades universitarias. Ahorita las universidades están pasando, sobre todo las estatales, momentos difíciles: las están asfixiando económicamente y no puede ser porque las instituciones académicas ahorita juegan un  papel muy valioso. Son una alternativa civil para los jóvenes y abren más espacios. Son espacios donde se pueden resguardar los jóvenes de las entidades estatales. Yo creo que ahí, hay algo muy importante que hacer. O sea, yo creo que si tú favoreces eso, es una manera indirecta de atacar otra serie de problemáticas que nos están afectando como país.

DP: Muchas gracias.


[1] Dira Plancarte es becaria de investigación por parte del Sistema Nacional de Investigadores en el Departamento de Investigaciones Educativas del CINVESTAV. Esta entrevista fue realizada con el apoyo  de la Secretaría de Educación Pública –Subsecretaría de Educación Superior- Dirección General de Educación Superior Universitaria, convenio PADES No. 2017-09-0006-00.


Entrevista disponible en PDF: DiraPlancarte-NormaGutiérrez

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.