La Tercera Cumbre de Rectores México-Japón: un balance preliminar de resultados

Entrevista[1] con Emy Kameta Miyamoto[2]

Dra. Sylvie Didou Aupetit[3]

Cinvestav, México

didou@cinvestav.mx

 

 

SDA: ¿Cuáles han sido los principales asuntos discutidos durante la Tercera Cumbre de Rectores México-Japón?

EKM: El tema central de la Tercera Cumbre fue la colaboración de triple hélice academia-industria-gobierno para la innovación y el desarrollo sustentable. Además, se trataron otros igualmente importantes como la colaboración en investigación, el intercambio de estudiantes y de académicos, así como las colaboraciones entre las universidades de ambos países, orientadas al futuro.

SDA: ¿Cuáles han sido las conclusiones más relevantes para ir fortaleciendo la cooperación académica bilateral?

EKM: La III Cumbre reiteró la importancia estratégica de la relación bilateral que existe actualmente entre México y Japón en diferentes aspectos, mismos que a la vez se encuentran vinculados con la colaboración y el intercambio académico, con la cooperación técnica, así como con la cooperación para el desarrollo. Es evidente la necesidad de formar recursos humanos altamente capacitados para responder a la demanda laboral, en especial a la procedente de industrias como la automotriz y autopartes, pero también a las formuladas en áreas como los servicios, las energías renovables, las ciencias verdes, las ciencias de materiales, el sector aeroespacial, la tecnología agrícola y la seguridad alimentaria. Otras áreas relevantes para una cooperación fructífera son sismología, robótica e inteligencia artificial. Esas áreas están cobrando una gran importancia en ambos países y en su relación mutua.

Los ponentes expusieron que las colaboraciones continúan creciendo, fortaleciéndose y diversificándose, más señalaron que existen muchas áreas potenciales que podrían ser aprovechadas para crear nuevas dinámicas de colaboración.  Al respecto, se detectaron como nuevas áreas con gran potencial la genómica, los derechos de propiedad intelectual, la salud pública y la agroindustria: en todas ellas es necesaria instaurar mecanismos para una colaboración organizada con entidades de gobierno y la industria.

Sin duda, incrementar y optimizar dichas colaboraciones permitirá no únicamente fortalecer la cooperación académica, sino también incidir positivamente en la relación bilateral en sí. Una de las conclusiones más relevantes quizás sea el hecho de que es precisamente la cooperación académica la que permitirá cimentar el futuro de la relación bilateral. Es necesario formar los interlocutores del futuro, así como los profesionistas y los especialistas multiculturales, con una visión global, para que impulsen la competitividad de ambos países, creando nuevas oportunidades mutuas.

Dentro del rubro de colaboración a futuro entre universidades mexicanas y japonesas, surgieron reflexiones e iniciativas muy interesantes.  Los participantes resaltaron que el intercambio entre estudiantes e investigadores debe estar orientado a la innovación. De esta manera, se facilita la transferencia tecnológica entre la industria y la academia del país receptor y se evita la desvinculación entre la universidad y la industria. Adicionalmente, de manera paralela a la innovación aplicada, se destacó la importancia de alimentar el intercambio en el área de humanidades, como lo propone por ejemplo El Colegio de México con su proyecto de maestría en Asia y África, en la que buscan concentrarse especialmente en Japón. Fue interesante también conocer que se está creando una sinergia de colaboración entre instituciones mexicanas, como la que se está discutiendo entre El Colegio de México y la UNAM para implementar un programa de estudios especializados en Asia, en colaboración con alguna universidad japonesa.

Por otra parte, los panelistas coincidieron en que el idioma debe ser una de las prioridades para facilitar la inmersión estudiantil, a reserva de que existan asignaturas en inglés en las universidades huéspedes.

Se concluyó que todos los proyectos interinstitucionales entre México y Japón, independientemente de su naturaleza, deben estar fundados en valores comunes y en la confianza mutua.

SDA: ¿Qué tanto se ha avanzado en la definición de proyectos concretos o de líneas de acción conjuntas mediante la Tercera Cumbre?

EKM: Es aún prematuro evaluar el resultado o impacto total de esta Tercera Cumbre ya que la misma concluyó el 01 de diciembre del año pasado [2017]. No obstante, dicho encuentro sirvió como marco para realizar la firma de nuevos acuerdos y de cartas de intención entre universidades. Varias más se encuentran en proceso de negociación. La Cumbre también permitió fortalecer y ampliar importantes colaboraciones ya existentes a raíz de la Segunda Cumbre, como es el caso del Programa de Innovación Pos-Urbana ( PULI) que lidera la Universidad de Chiba en el marco del Proyecto Re-Inventing Japan del gobierno japonés para estrechar  la colaboración entre las universidades japonesas y las latinoamericanas. Tenemos conocimiento sobre posibles visitas de trabajo que algunas universidades mexicanas desean realizar a Japón durante el presente año, y viceversa a México por parte de universidades japonesas, con la finalidad de explorar posibilidades de intercambio y cooperación.

Cabe destacar que en la Ceremonia de Clausura de la Tercera Cumbre, se dio a conocer que la UNAM será el anfitrión de la Cuarta Cumbre de Rectores México-Japón en el año 2019. Eso permitirá ejercer el seguimiento de las diferentes iniciativas y proyectos que se vengan dando entre este y el próximo año y dar continuidad al diálogo entre universidades y otros actores claves para ampliar la cooperación académica, y por ende, fortalecer la relación bilateral.


[1] Entrevista realizada con el apoyo de la Secretaria de Educación Pública-Subsecretaria de Educación Superior-Dirección General de Educación Superior Universitaria, convenio PADES n. 2017-09-0006-0.

[2] Segundo Secretario, a cargo de los asuntos de Educación, Ciencia y Tecnología, Y Cooperación Internacional de la Embajada de México en Tokio, Japón.

[3] Investigadora del Departamento de Investigaciones Educativas del Centro de Investigación y de Estudios Avanzados (Cinvestav), titular de la Cátedra UNESCO Cinvestav sobre Aseguramiento de Calidad y nuevos proveedores de educación superior en México y América Latina.


Entrevista disponible en formato PDF: La Tercera Cumbre de Rectores México

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.