Entrevista al Sr. Kim Byung-Kon, director de la oficina de KOREA FOUNDATION en los Ángeles.

 

Carlos Uscanga[1]

Enero, 2016

 

Kim Byung-Kon: Permíteme presentarme brevemente. He estado en Los Ángeles a partir del verano del 2014, pero como mi cargo aquí es por tres años, ahora, estoy exactamente a un año y medio de volver a las oficinas centrales en Corea.

Carlos Uscanga: ¿Así que se trata de una especie de rotación?

Kim Byung-Kon: Sí, justamente. Antes de venir a Los Ángeles solía trabajar en las oficinas centrales en Corea. Ahí, recibía muchas invitaciones a conferencias, seminarios y foros, pero también nosotros invitábamos a personas importantes de Latinoamérica, algunos del cuerpo diplomático; y por supuesto, de México. Quizá aquellos líderes de las siguientes generaciones.

Carlos Uscanga: ¿Existe alguna posibilidad de que lo trasladen a otra oficina de la fundación después de haber terminado su periodo aquí?

Kim Byung-Kon: Sí, hay muchos departamentos. A decir verdad, estuve en tres de las cuatro oficinas, cada rotación es de dos o tres años por lo que podemos experimentar muchas actividades.

Carlos Uscanga: ¡Y es tan joven! 

Kim Byung-Kon: Tengo 42 años.

Carlos Uscanga: ¿En serio?

Kim Byung-Kon: Sí, soy bastante joven. En las oficinas de ultramar tienen en promedio 50 años.

Carlos Uscanga: Y para los estándares asiáticos…

Kim Byung-Kon: Aquí en los Estados Unidos tenemos otra oficina en Washington DC y su director es incluso más joven que yo.

Carlos Uscanga: ¿En serio? Son muy buenas noticias. Al parecer Corea está intentando seguir adelante con esa tendencia.

Kim Byung-Kon: La tendencia es cada vez más jóvenes. Claro que el corporativismo influye mucho en los estándares de edad, pero nosotros intentamos no darle mucha importancia a eso.

Carlos Uscanga: Sí, claro. En décadas pasadas eran sociedades jerárquicas, verticales.

Kim Byung-Kon: ¡Todavía! Pero es una situación que está cambiando […] Revisé algunas de sus inquietudes y me preparé un poco. Así que contestando a su primera pregunta; ¿cuál es la importancia de Latinoamérica, y especialmente de México, en el programa de la Fundación Corea? Hablando francamente, antes de venir a Los Ángeles no estaba muy informado acerca de las actividades realizadas en la región, pero al momento de llegar quedé muy impresionado porque todo está muy bien hecho. Especialmente en México donde el programa está muy bien manejado por el profesor Renato Balderrama.

Carlos Uscanga: Sí, es una persona muy activa.

Kim Byung-Kon: Sí, además su equipo también es muy activo. Especialmente en las universidades se ha incrementado el número de estudiosos, por ello pienso que ha desempeñado un gran papel. También, en octubre de 2014 visité Bogotá, Colombia para asistir a la conferencia anual. Aquel seminario organizado por la Asociación de Estudios Coreanos de Colombia, y me impresionó su calidad. Estuvo por encima de mis expectativas. Existe mucho entusiasmo y potencial en los académicos latinoamericanos.

Para las oficinas centrales, la región latinoamericana es muy importante. Hace cinco años, tal vez cuatro o tres, la mayor parte del presupuesto se destinaba a Norteamérica y Europa, pero ahora ese porcentaje está cambiando. Año con año, el presupuesto va cada vez más hacia Latinoamérica, el Este de Asia y África; regiones emergentes que, desde mi punto de vista, establecen una excelente área para nuestra fundación.

Carlos Uscanga: Sí. También porque Corea se ha convertido en una zona de interés bastante sólida tanto para el sector académico como el privado.

Kim Byung-Kon: Así como en términos de intercambio económico. Por ejemplo, KIA Monterrey. De hecho, hace unos días vi que Hyundai, la empresa coreana de automóviles, es la número uno en México.

Carlos Uscanga: Es impresionante.

Kim Byung-Kon: ¡Sí! Vi muchos carros Hyundai en Texas.

Carlos Uscanga: Sí, la ventaja es que son buenos y están a buen precio.

Kim Byung-Kon: Me parece una buena combinación. Intercambio comercial y estudios coreanos. También vi que hay interés en el modelo coreano, en las telenovelas, cantantes K-pop, así que es un gran momento para seguir adelante con la administración y con los estudios coreanos.

Carlos Uscanga: Sí. Incluso cuando estuve en Japón el diciembre pasado, encendí la televisión y observé que había muchos programas coreanos; a las generaciones jóvenes les gusta mucho el J-pop y el K-pop. ¡Quedé sorprendido!

Kim Byung-Kon: Sí, pero es algo reciente. Cuando yo estaba en la secundaria, a los adolescentes les encantaban las series japonesas y el J-pop, ahora realmente está cambiando. Incluso en China, los actores coreanos son muy populares.

Carlos Uscanga: Esa es la razón por la cual sus actividades se han incrementado en zonas no tradicionales.

Kim Byung-Kon: Sí, y también que pensamos en América Latina como una región muy importante. Esta oficina cubre el oeste medio de Estados Unidos y toda Latinoamérica.

Carlos Uscanga: ¿Y la oficina en Washington DC?

Kim Byung-Kon: Cubre el resto de Estados Unidos y Canadá. Es más fácil (se ríe) solo dos países, pero yo…

Carlos Uscanga: ¿También estás a cargo del Caribe?

Kim Byung-Kon: Sí, pero no puedo visitarlos muy seguido.

Carlos Uscanga: ¿Ha estado en Cuba? Solían tener un gran Centro de Estudios Asiáticos.

Kim Byung-Kon: Hicimos una visita.

Carlos Uscanga: ¿A la Universidad de la Habana?

Kim Byung-Kon: No, a la Universidad José Martí. De hecho, nuestro presidente visitó Cuba el noviembre pasado. Desafortunadamente no pude asistir en esa ocasión, espero que en el transcurso de mi término pueda visitarla. Es muy difícil visitar Cuba desde Corea, ¿sabes?

Carlos Uscanga: ¡Claro! Es mucha distancia de por medio.
¿Y qué le parece Argentina y Chile? Sé que Argentina es muy activo en estudios asiáticos.

Kim Byung-Kon: De hecho, Argentina es quizá el primer país de Latinoamérica, junto con México por supuesto, en estudios coreanos. Al principio eran más activos que ahora, pero aún existen personas que apoyan ciertas actividades.

Chile es bastante fuerte. A decir verdad, hemos apoyado varias investigaciones ahí, además de que organizan reuniones anuales. El caso de Colombia y Costa Rica también es representativo, todo va muy bien en fechas recientes. A partir de la cobertura global de nuestra fundación, muchos países como Ecuador y Guatemala también están participando.

Carlos Uscanga: Al principio el professor Dunkan de UCLA estaba ayudando en el proyecto.

Kim Byung-Kon: ¡Todavía! Está aconsejando en ciertos departamentos. Están muy ocupados pero hacen un excelente trabajo.

Carlos Uscanga: Es muy activo, además tiene muchas redes de contactos.

Kim Byung-Kon: Sí, me cae muy bien.

Carlos Uscanga: Ahora, ¿qué tal los números?

Kim Byung-Kon: Ah, de hecho investigué algunos datos y del 2013 al 2014 no hubo estudiantes que hicieran intercambio con el programa, sin embargo, en los estudios de postgrado hubo un estudiante que consiguió la plaza a través de la asociación norteamericana. Creo que este estudiante estuvo en los Estados Unidos, pero hubo cuatro estudiantes mexicanos que hicieron un intercambio en Corea entre 2000 y 2014. Quedé un poco sorprendido con la cifra, pero estoy seguro que se incrementará en el futuro. Invitamos a muchas figuras importantes de Latinoamérica, pero lo más frecuente es el programa de movilidad con la UCLA. En 2014 también invitamos a personas jóvenes del Caribe. Este es nuestro reporte acerca de las actividades con México de 1992 al 2014. Son instituciones que han fundado la Fundación incluyendo aquellas en México, Nuevo León, Monterrey, UNAM y UDEM. Y aquella lista es de las personas que hemos invitado. Disculpe que esté en coreano.

Carlos Uscanga: Muchas gracias.

Kim Byung-Kon: Nuestra fundación está haciendo un programa similar. Se llama “National Development Sharing Program” Ahí, invitamos a oficiales de alto nivel de Latinoamérica, Ministros, Viceministros para que puedan venir a Corea y conozcan a expertos en educación o economía, los astilleros e incluso ministros coreanos para que puedan empaparse de la experiencia coreana e implementarlo en sus países. Previniendo ciertas situaciónes. Es un programa bastante simple.

Carlos Uscanga: Ok. ¿Y qué sigue? Quiero decir, me ha dicho que la presencia en Latinoamérica se está incrementando, pero cuál es el siguiente paso para la Fundación en términos globales o regionales.

Kim Byung-Kon: No es una pregunta fácil. Creo que debemos invertir más, en términos presupuestales, en Latinoamérica. De hecho, hace algunos años intentamos abrir otra oficina en el extranjero, en la Ciudad de México o en Sao Paulo, pero no conseguimos el presupuesto suficiente.

Es un hecho que continuaremos incrementando nuestra red en internacional, pues existe mucho potencial en los estudios coreanos, “The Korean way”. En muchos países existe interés en Corea. Esta es la razón por la que queremos expandir nuestras redes, implementar más actividades, etcétera. Sin embargo, como el presupuesto es limitado es muy importante generar más asociaciones para establecerlas.


[1] Traducción y transcripción de la entrevista por Natalia Briones.


Texto disponible en PDF: KoreaFoundation-C.Uscanga

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.