Construcción de políticas públicas para recuperar capital humano del exterior: Chile, la India y México.

Ficha de capítulo de libro.

Autor 1
Nombre (s): José
Apellidos: Barrera Flores
Tipo: Coordinador
Institución: Tecnológico de Monterrey
Correo electrónico: jose.barrera@itesm.mx
Autor 2
Nombre (s): Pedro Arturo
Apellidos: López Chaltelt
Tipo: Autor de capítulo
Institución: Organización Internacional para las Migraciones
Título del libro “Relaciones internacionales y políticas públicas en México”.
Título del capítulo “Construcción de políticas públicas para recuperar capital humano del exterior: Chile, la India y México”.
Lugar de publicación: México
Año: 2010
Páginas: 441 – 502
Idioma: Español
Palabra clave 1: Emigración
Palabra clave 2: Políticas públicas
Palabra clave 3: Capital humano
Análisis y valoración:  

Los autores exponen la emigración de mexicanos altamente calificados (estudiantes, científicos o profesionales). También observan las acciones y los espacios de interlocución que el gobierno mexicano y los migrantes calificados mantienen para construir vínculos que favorezcan el desarrollo de México.

Esto lo hacen con el propósito de identificar si existen posibles líneas de acción para mejorar los esfuerzos realizados en este sentido.

Tipo de investigación: Documental.
Objetos y actores referidos: Políticas públicas que favorecen la revinculación de la diáspora mexicana en el extranjero.
Características del diseño de investigación Analítico-comparativo-propositivo.
Datos o fuentes consultadas: ·       Documentos en materia de revinculación entre mexicanos en el extranjero y México.

·       Bibliografía especializada.

Método utilizado: Análisis de fuentes documentales y bibliografía especializada.
Dirección electrónica del libro: http://alejandria.ccm.itesm.mx/biblioteca/digital/basesdatos/egap/e gap.pdf

 

Elaboró la ficha:
Nombre: Carlos Mario Dimas Arredondo
Institución: Departamento de Investigaciones Educativas – CINVESTAV
Correo electrónico: carlosmario.dimas@gmail.com
Fecha de publicación de la ficha:  11 de julio de 2017.

 

“Construcción de políticas públicas para recuperar capital humano del exterior: Chile, la India y México”

La fuga de cerebros no es un fenómeno reciente pero, actualmente, ocurre con mucha frecuencia en las áreas de ciencia y tecnología. En este terreno, durante las últimas dos décadas, se ha constituido alrededor del mundo un creciente número de programas o instituciones que intentan revincular a las diásporas calificadas con sus respectivos países de origen.

Las contribuciones de la diáspora a su país de origen incluyen remesas, inversiones, transferencia de habilidades y conocimientos, filantropía e influencia política. La emigración calificada es un bien estratégico para los países de origen, ya que los emigrados constituyen una masa crítica indispensable para los procesos de innovación de la sociedad.

Quienes han implementado políticas para atraer migrantes calificados y han incrementado  la migración desde países en vías de desarrollo han sido los países desarrollados pertenecientes a la Organización y Cooperación para el Desarrollo Económico (OCDE). Estados Unidos y Canadá representan los países de mayor destino.

México, en 2005, impulsó, con el apoyo del Instituto de los Mexicanos en el Exterior (IME), el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (CONACyT) y a la Fundación México-Estados Unidos para la Ciencia (FUMEC), la creación de una Red de Talentos Mexicanos (RTM) en el exterior.

El autor retoma los casos particulares de Chile y la India, ya que, según él, estos  constituyen dos ejemplos para obtener un punto de análisis comparativo y enfocar de manera más clara la experiencia mexicana. Ambos países han sabido reconocer el reto que representan los mercados globalizados y han implementado políticas para vincular a su diáspora calificada de manera amplia y ordenada.

La diáspora chilena, aunque de tamaño limitado, cuenta con migrantes calificados suficientemente destacados para alcanzar un papel determinante en el desarrollo de aquel país sudamericano. Una nueva generación de programas se enfoca en las “redes de circulación de cerebros” o en el mejor aprovechamiento de la diáspora, construyendo y manteniendo lazos con talentos en el extranjero por medio de una variedad de redes, más que intentando hacerlos regresar físicamente al país de origen.

Un ejemplo de esto es la apertura de la Dirección para la Comunidad de Chilenos en el Exterior (Dicoex) del Ministerio de Relaciones Exteriores y de la Red de Talentos para la Innovación ChileGlobal, esta última fundada en 2005. La primera es una asociación internacional de empresarios exitosos y altos ejecutivos chilenos, o con afinidad con Chile, que habitan en el extranjero y tienen interés en contribuir al desarrollo de la economía chilena. Por otro lado, ChileGlobal funge como catalizador que articula las necesidades de los migrantes calificados con las del país.

En lo que se refiere a la diáspora india, ésta mantiene un lugar importante en la economía mundial, que refleja su nivel de trascendencia. Este conjunto de personas fuera de su país han jugado un papel importante en el desarrollo de la industria de la tecnología de la India. La combinación del auge de esa industria y el empuje adicional de la diáspora,ha  provocado que muchas sociedades con capital de riesgo en los Estados Unidos hayan abierto sucursales en India para ahorrar en costos de investigación y desarrollo.

De acuerdo con Kuznetsov, el caso indio tiene ciertas características que han impulsado  este importante despegue en comparación de otros países. Por ejemplo, esta república tiene una larga tradición de educación en ciencias y matemáticas, lo cual es reflejo de las fuertes inversiones de dinero que los líderes indios han hecho en la educación superior y, en la gran mayoría de casos, dejando en segundo plano la educación primaria. También, los indios que migraron a países desarrollados tienen colegas y amigos que retornaron, ofreciendo la posibilidad de establecer vínculos laborales entre indios que se encuentren en la India y los que están distribuidos por el resto del mundo.

México es el único país de la OCDE en el cual la emigración general es mayor que la de migrantes calificados.  Los  datos demuestran que ésta última diáspora, pese a todo, es generosa en número y conocimiento por lo que debe ser atendida y aprovechada para beneficio del país. Desde luego, ha habido esfuerzos para construir los lazos pertinentes para el acercamiento con la diáspora, pero al parecer son incipientes y no han producido los beneficios que otros países han alcanzado.

Esta vinculación entre el país y los mexicanos calificados fuera del país es fundamental, ya que podría aportar herramientas de todo tipo para impulsar el desarrollo. Aunque no se cuenta con datos precisos del número de personas que conforman la diáspora mexicana, algunos datos permiten esbozar su perfil y algunas de sus características.

Quizá la acción más importante del gobierno mexicano en la tarea de vinculación es el establecimiento de la Red de Talentos. Creada en 2005, buscó promover una estrecha relación entre científicos, profesionistas y emprendedores mexicanos en México y Estados Unidos, involucrados en industrias de alto desarrollo tecnológico.

Pero, se enfrentó a algunos obstáculos que no han permitido su consolidación: insuficiente coordinación interinstitucional, la falta de fondos específicos para la Red, duplicidad de actividades que realizan los funcionarios asignados a la red, que además de atender los temas propios de ella, tienen asignadas otras responsabilidades en el IME. A manera de ilustración, un pendiente en el programa de Red de Talentos, y que es un aprendizaje de las experiencias de India y Chile, es difundir pasantías en las universidades  y establecer convenios pertinentes.

Finalmente, el autor cierra con algunas acciones que, a su juicio, debe emprender el gobierno mexicano para que esta tarea de revinculación se dé. Una de ellas es que, aunque el país tiene una base de datos, debe de haber una que indique el nivel de estudios y calificación profesional de los migrantes en el exterior, ya que éstos ocupan un lugar determinante en la toma de decisiones. Otras consisten en generar un ambiente favorable para incentivar a los mexicanos calificados a ser parte de la red, permitirles ayudar a su país y otorgar incentivos fiscales a los mexicanos en el exterior que deseen invertir en México.


Texto en PDF: Barrera_2010

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *