8º Foro BEIFI “Movilidad y formación de investigadores”

Elaborada por Paulina Torres Aguilar[1]

En el marco del 8º Foro BEIFI (Beca de Estímulo Institucional de Formación de Investigadores) realizado en la Escuela Superior de Comercio y Administración, del Instituto Politécnico Nacional, unidad Santo Tomás, el 30 de mayo de 2016, alumnos y conferencistas abordaron los temas de movilidad e intercambio de saberes en respuesta a  la política de internacionalización de las Instituciones de Educación Superior (IES) en México. Ese proceso cobra relevancia en el actual contexto global en el que se inscriben  la innovación, la investigación y los nuevos retos en el desarrollo y dinámicas de las universidades.

La finalidad del presente texto es dar a conocer las reflexiones vertidas en este foro, siendo la internacionalización y la movilidad estudiantil dos temas destacados por los ponentes en dicho evento durante sus presentaciones.

Los alumnos de la maestría en administración, en gestión y desarrollo de la educación (MAGDE) abordaron el tema de internacionalización de la educación superior analizando las políticas al respecto a nivel nacional y regional (América Latina) y retomando trabajos como los desarrollados por la Dra. Sylvie Didou y la Dra. Jocelyne Gacel.  Resaltaron que uno de los mecanismos para internacionalizar a las universidades es la movilidad de estudiantes de las IES en los diferentes grados de formación: licenciatura, maestría y doctorado. Apuntaron que la internacionalización es una respuesta y una necesidad ante los procesos globales que han llevado a las universidades a vincularse con un mundo en donde la sociedad del conocimiento exige transformaciones en temas centrales como los del currículum, de las formas de enseñanza, de la vinculación con pares a nivel internacional y de la implementación de tecnologías de la información y la comunicación.

Entre las oportunidades que brinda la internacionalización de la educación y en concreto la movilidad de los estudiantes, los ponentes destacaron la posibilidad de generar el conocimiento en diálogo con otras perspectivas y canalizar las experiencias adquiridas a sus universidades de origen. Para que esto suceda, señalaron, es necesario que las instituciones contemplen y orienten su labor académica, tanto la de los alumnos como la de los docentes y la inserten en un estilo institucional de gestión y liderazgo para plantear iniciativas abiertas a procesos más complejos como los que implica internacionalizar una IES.

Pensar en la movilidad de estudiantes y en la internacionalización de las universidades implica concebir a los estudiantes en tanto  investigadores móviles quienes están considerados como susceptibles de establecer redes de colaboración con otros individuos, potencializando así su capital humano, intelectual y social lo que a su vez, posibilita alcanzar mejores logros en el progreso científico.

Los autores de este primer trabajo cerraron su reflexión, mencionando que  los datos sobre movilidad de  alumnos son muy escasos en las universidaes; advirtieron  la urgente necesidad de generar programas de seguimiento institucional que permitan tomar futuras decisiones para la promoción de la movilidad estudiantil. Consideraron que un referente importante a considerar es la base de datos Patlani quien ha presentado resultados de dos encuestas nacionales de movilidad estudiantil: estos datos abren la posibilidad de hacer análisis mucho más profundos que dan cuenta de las regiones de nuestro país con mayor movilidad y de los lugares de origen y destino de los alumnos en movilidad saliente y entrante.

Las IES son instituciones que enfrentan retos mayores en el contexto de la internacionalización de la educación superior; en consecuencia, es necesario normar y regular los procesos a nivel institución y revisar asuntos cruciales como la equivalencia de los créditos y el financiamiento para dichas actividades.

 

Las experiencias de movilidad y las actividades de investigación de los estudiantes

 

El siguiente trabajo estuvo elaborado por alumnos de las licenciaturas de relaciones comerciales, contaduría y negocios internacionales. En sus presentaciones, ellos enfatizaron la relevancia de la movilidad por el impacto que genera dicha experiencia en sus beneficiarios: enunciaron algunos aspectos positivos:

  • Las estancias posibilitan el desarrollo de enfoques diversos dentro del campo donde se inscribe la formación disciplinaria
  • El panorama por área de conocimientos es amplio y abarca nuevas perspectivas y estilos de docencia e investigación
  • La movilidad permite una socialización a distintos métodos de investigación
  • Genera contactos con profesionales que abordan temas similares
  • Impacta en el reconocimiento a los trayectos formativos de los egresados.

Este diagnóstico recoge además las voces de los alumnos en torno a las  experiencias vividas y en proceso de realización, para lo cual los ponentes consideraron pertinente mencionar retos que implica la movilidad estudiantil, mismos que los estudiantes deben trabajar como parte de su formación profesional. Esos consisten en:

  • Enfrentar nuevos esquemas culturales
  • Lograr un aprendizaje significativo de idiomas extranjeros
  • Enfrentar el trabajo bajo presión y en contextos adversos
  • Generar mecanismos de información y comunicación entre alumnos con la misma experiencia de movilidad
  • Desarrollar vínculos estrechos a nivel institucional para acompañarse a los sujetos en el proceso de aclimatación.

Pensar en las posibilidades y retos que brinda una experiencia de movilidad estudiantil permite reflexionar sobre los sistemas educativos y la forma en como las instituciones enfrentan las dinámicas de intercambio de personas y de saberes. Dentro de los desafíos que las IES enfrentan para fortalecer la movilidad de sus estudiantes se encuentran: el financiamiento, las condiciones migratorias, la cooperación , la integración del conocimiento y el tipo de trayecto formativo con el que cuentan los estudiantes previo a su ejercicio de movilidad.

Francia en México

El cierre del evento estuvo a cargo de Charlotte Debeugny y Jean-Joinville Vacher representantes de Francia en México quienes enfatizaron que la cultura de movilidad es indispensable para cualquier país; en ese marco, la existencia de acuerdos de cooperación inter-institucionales representa un camino para estrechar relaciones de intercambio científico que beneficien a los países participantes.

Destacaron que México ocupa uno de los primeros 5 lugares entre los países que envían estudiantes a Francia, por lo que los intercambios entre ambos países se han acelerado. Señalaron también  la importancia de que los alumnos y sus instituciones estén informados acerca de las posibilidades de movilidad hacia Europa, siendo la región un polo de atracción que brinda una experiencia internacional. Definieron por lo tanto la movilidad de los estudiantes como “un vector de crecimiento integral y una caja de herramientas para el futuro” y enfatizaron que brinda posibilidades de adaptación, genera autonomía, permite adquirir nuevas metodología de trabajo, produce valor laboral agregado, facilita una inserción en circuitos sociales internacionales y proporciona una ventaja competitiva a nivel internacional.


[1] Estudiante de la maestría en ciencias en la especialidad de investigaciones educativas, DIE-CINVESTAV, bajo la dirección de la Dra. Sylvie Didou Aupetit.


Texto disponible en PDF: 8oforo-paulinatorres

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *